XCARÁCTER
El pulso veracruzano


                                                  Buscar


Opinión

Responsabilidad de los medios

Violencia contra
las mujeres

Yadira Hidalgo González


.   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .  

El movimiento por los derechos de las mujeres siempre ha estado vigente. Algunas veces más y otras menos presente en las agendas pública y política. Por ello es que a los momentos álgidos se les ha conocido como “olas del feminismo”. En este momento preciso de la historia estamos surfeando lo que algunas personas consideran una cuarta ola y otras de plano un tsunami que ha venido a transformarlo todo. Soy de las últimas.

Las narrativas actuales sobre el rol de las mujeres, la crítica a la masculinidad hegemónica, nuestros derechos, la violencia de género y los pasos necesarios para impulsar un cambio estructural en las relaciones están presentes en varios ámbitos como el derecho, la medicina, el urbanismo, los medios de comunicación; no sin resistencias por parte de aquellas personas que ven en las transformaciones propuestas amenazas latentes contra un mundo que se niegan a ver cambiar. Es precisamente en el ámbito de los medios de comunicación, en donde hemos encontrado grandes resistencias que apelan a viejas sentencias procedentes del periodismo o de la enseñanza de la teoría de la comunicación más rancias y obsoletas: “la sangre vende” y “la rae es ley” son algunos de estos ejemplos que, aunque cada vez aglutinan más críticas, siguen de pie.

Sin embargo, al mismo tiempo que los medios se niegan a cambiar, son los primeros en preguntarse por qué la violencia contra las mujeres no disminuye. En ellos leemos sesudos comentarios y análisis sobre la falta de políticas públicas y voluntad institucional, falta de valores y descomposición del tejido social; cuestiones irrefutables sin lugar a duda; pero ¿qué tanto los medios están asumiendo su responsabilidad en la proliferación y la vigencia de la violencia contra las mujeres?

Rita Segato, antropóloga feminista que ha hecho investigaciones sobre el feminicidio, asegura en una entrevista que este tipo de crímenes sigue ocurriendo por el mal abordaje de los medios de comunicación al presentar las historias. Segato compara el feminicidio y la violencia contra las mujeres con otro tema que vemos seguido en los medios, el suicidio. Para ella, ambos fenómenos son contagiosos, especialmente si la información se da mal y se presenta como espectáculo, lo que lleva a otras personas a cometerlos. “Aunque al agresor se le muestre como un monstruo, es un monstruo potente y para muchos hombres la posición de mostrar potencia es una meta”, dice Segato.

¿Qué tanto los medios
de comunicación
están asumiendo su responsabilidad en la proliferación y la vigencia de la violencia contra las mujeres? Al mismo tiempo que se niegan a cambiar, son los primeros en preguntarse por qué no disminuye.

Por su parte, Bell Hooks, feminista afroamericana afirma en su libro “El feminismo es para todo el mundo” que mientras se siga socializando a los niños varones a través de los medios de comunicación y otros agentes socializadores, para ser “asesinos”, ya sea en luchas imaginarias entre buenos y malos o como soldados de guerras fantásticas en las que la meta sea el dominio de los otros, la violencia patriarcal contra las mujeres y la infancia, continuará. Aunada a esta socialización de género patriarcal y una abierta apología de violencia más cruel, los medios de comunicación muchas veces han ridiculizado al movimiento feminista que reclama mejores espacios informativos y un tratamiento profesional sobre estos temas. La prensa convencional repite lugares comunes y juzga los posicionamientos de las mujeres contra la violencia, desde visiones personales y poco informadas. Se desprecian así los estudios científicos sobre estos fenómenos sociales que de tan cotidianos, creemos que todo mundo sabe o puede opinar sobre los mismos.

Para hacer un trabajo profesional e informado que permita brindar a las personas mejores elementos para concretar opiniones, sean a favor o en contra, los medios de comunicación deben capacitar a su personal, algo que ha costado mucho trabajo y ha encontrado mucha resistencia en los medios, especialmente con los profesionales masculinos.

Por lo anterior es importante que la currícula que forma a las y los profesionales de la comunicación, contemple desde la licenciatura, la perspectiva de género como un eje académico de base común para su formación, lo que sin duda alguna impulsaría grandes avances en el desarrollo de contenidos a través de un acercamiento natural y sin resistencias a los temas.

Los fenómenos sociales son complejos, y aquellos que conciernen a las relaciones entre mujeres y hombres en el sistema vigente, lo son aún más.

Rita Segato, antropóloga y activista argentina. Señala que los medios han ridiculizado el movimiento feminista.

También el feminismo debe hacer una autocrítica y aceptar que nuestro discurso es complejo y poco asequible a las audiencias más amplias y que en ello, el discurso antagónico, que apela al sentimentalismo, nos lleva ventaja en la comunicación de sus ideas, pues no contamos aún con un cuerpo teórico feminista popular que contrarreste sus mensajes.

Como traductores de la realidad, las y los profesionales de los medios podrían a través de la creatividad y la ética, informar claramente y sin prejuicios a la sociedad sobre temas tan presentes como la violencia de género, que se cobra la vida de diez mujeres al día, ¿cómo decir eso para que de verdad importe?

Definitivamente, los medios de comunicación como (des) educadores de masas, tienen una deuda histórica con las mujeres. >X<





ARCHIVOPUBLICIDADDISTRIBUCIÓN CONTACTODÓNDE ENCONTRARNOSSITIOS RELACIONADOS





© 2019   REVISTA CARÁCTER

SITIO EN CONSTRUCCIÓN  ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 01/12/2019

REALIZACIÓN   HACERSE DE PALABRAS



_
↑